Aburridos de los políticos, ciudadanos quieren a un Gato como alcalde.

Aburridos de los políticos, residentes de Barnaul, en Rusia, decidieron que quieren a un gato siamés como alcalde de la ciudad.

La ciudad siberiana que reúne a unos 650.000 habitantes y se encuentra a 2.900 kilómetros al este de Moscú, la próxima semana elegirá un nuevo alcalde, sin embargo, en una encuesta no oficial aplicada ayer a los votantes, de los seis candidatos -humanos- ninguno logró superar al gato Barsik que gana con más del 90% de las preferencias.

Políticos locales entienden que habrán mas “mensajes” de sus votantes toda vez que Barnaul y varias ciudades rusas se han visto envueltas por escándalos de corrupción de sus funcionarios.

 

 

 

 

Fuente: NZHerald

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook

Salir de la versión móvil