Cura que participó en adopciones ilegales en Dictadura afirma que “mujeres no pueden decidir por otra vida”

El padre Gerardo Joannon Rivera (79), quien fue declarado culpable de participar en adopciones ilegales en la Dictadura, pero que no pudo ser condenado por que se aplicó la prescripción de los delitos que cometió, fue entrevistado en un medio nacional en donde aseguró que él salvo la vida de niños pero que hoy con el proyecto de Aborto tres Causales se hace lo contrario.

El religioso que se encuentra de regreso en Chile, ofreció una entrevista a La Tercera donde señaló que piensa “ayudar espiritualmente a alguien que quiera abortar para que no lo haga, porque es un daño irreparable. No conozco a nadie que haya abortado y se haya recuperado. Es muy duro y ahora con el proyecto del Congreso es peor”.

Frente a este tema, Joannon afirmó que “por más maravillosas que sean las mujeres, no pueden decidir por otra vida. Yo ayudé a que no murieran niños y ahora se legisla para matarlos. Todas las causales son malas, la de violación es la peor.

Sus declaraciones no pasaron desapercibidas y desde el Sename, su directora Marcela Labraña criticó duramente al sacerdote.

“La justicia reconoció que Gerardo Joannon cometió tres delitos en el caso de adopciones irregulares en el que se encontraba involucrado; suposición de parto, usurpación de estado civil y falsificación de instrumento público y privado, que fueron cometidos entre los años 1975 y 1983″… “la responsabilidad penal (de Joannon) está prescrita de acuerdo a la ley, por lo tanto las causas quedaron sobreseídas y no se pudieron aplicar sanciones”. Sin embargo, el Sename “tiene más causas abiertas por hechos similares que afectaron a mujeres vulnerables – algunas siguen siendo investigadas por el Ministro Carroza y otras están en diferentes tribunales del país – y en ellas no procedería dictar la prescripción, ya que se invocó el delito de sustracción de menores, que tiene carácter de permanente”.

Labraña dijo a la prensa que “indigna que Joannon siga abusando de la gente, juega a hacer creer que él no es culpable. Él le quito hijos e hijas que eran deseados por sus padres y que hoy siguen siendo buscados. Dejó una herida abierta en nuestro país. Lo emplazo a dar antecedentes e información para encontrar a esos que fueron niños”.

Recordemos que desde la misma congregación de los Sagrados Corazones, en agosto 2014 se reconoció públicamente que Joannon participó activamente en dos casos de adopciones ilegales y pidió perdón a la comunidad y a las familias afectadas. Uno de los casos esta relacionado a la hija de Andres Rillón, y el segundo, a la hija de María Alicia Häussler, ambas niñas entregadas a padres adoptivos y de las cuales, el padre Joannon siempre supo no murieron al nacer. Es mas, realizaba misas póstumas a nombre de la hija de Rillón sabiendo que la bebé no había muerto.

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook

Salir de la versión móvil