EE.UU. reabre oficialmente su embajada en Cuba e hiza la “Old Glory” en la Habana.

Hace 70 años que un primer ministro estadounidense no pisaba suelo cubano. Este viernes, en un histórico día para ambas naciones, John Kerry llegó a la Habana para participar de la ceremonia oficial de apertura de la embajada norteamericana en Cuba, que fuera abierta de facto el pasado 20 de julio, cuando quedaron restablecidos oficialmente las relaciones diplomáticas entre ambos países.

En la ceremonia estuvieron presentes tres invitados especiales: James Tracy, Mike East y Larry Morris, los tres marines representantes de la embajada que arriaron la bandera en 1961, y quienes entregaron la que desde hoy ondea en el edificio instalado frente al malecón habanero, informó el medio cubano GranMa.

Kerry señaló que se sentía en casa pues esta “es una ocasión histórica, es un día para olvidar y dejar a un lado viejas barreras y explorar nuevas posibilidades y es en ese espíritu que yo les digo a nombre de mi país”, expresó el secretario de Estado ahora en español que “los Estados Unidos acogen con beneplácito este nuevo comienzo en su relación con el pueblo y el con el Gobierno de Cuba. Sabemos que el camino hacia unas relaciones plenamente normales es largo, pero es precisamente por ello que tenemos que empezar en este mismo instante. No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con mas frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender unos de los otros”.

Asimismo expresó que estaban reunidos “gracias a que nuestros líderes, el presidente Obama y el presidente Castro tomaron una valiente decisión de dejar de ser prisioneros de la historia y de enfocar las oportunidades del hoy y del mañana”.

Más adelante sostuvo que “este es el momento de acercarnos como dos pueblos que ya no son enemigos o rivales, sino vecinos. Ha llegado el momento de desplegar nuestras banderas, enarbolarlas y hacer saber al mundo que nos deseamos lo mejor los unos a los otros”. “Es con esta misión que me dirijo a Larry Morris, James Tracy y Mike East, hace 54 años ustedes prometieron que regresarían y que enarbolarían la bandera de los EE.UU. que fue bajada en ese día de enero, hace tanto tiempo. El día de hoy los invito a nombre del presidente Obama y del pueblo norteamericano a cumplir con esa promesa presentando a la “Stars & Stripes” (la bandera) para ser izada a nuestro destacamento militar” … “Promesa hecha, promesa mantenida, gracias”.

 

 

 

 

Imagenes vía Youtube Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook