Nicolás el mono obligado a beber y fumar por sus dueños logró recuperarse en Centro de Rehabilitación de Primates.

“Nicolás” un mono capuchino, mascota de comerciantes de Santiago era obligado a fumar y beber para la diversión de sus dueños. El primate logró recuperarse en el Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor.

“A los dueños les gustaba darle alcohol, porque les gustaba la reacción que tenía al tomar. Se ponía más agresivo y entonces eso les causaba risa”, cuenta Nicole Rivera Helbig, veterinaria responsable del centro.

Nicolas recibió un tratamiento similar al que son sometidos los humanos con adicciones. Pasó por todas las etapas de la rehabilitación y, tras soportar la abstinencia y ser tratado con antidepresivos, logró recuperarse. Pero su caso no es aislado. Muchos monos son obligados a robar, consumir alcohol, cigarrillos y droga, cuenta Rivera.

En medio de una exuberante vegetación, que intenta emular el hábitat natural de la mayoría de las especies que alberga, el centro ubicado en Peñaflor acoge hoy a unos 150 primates, de variadas especies como los monos araña (Ateles geoffroyi), que sobresalen por sus miembros largos y extremadamente ágiles, hasta los diminutos primates ardillas (Saimiri sciureus), con su esponjoso pelaje y pequeño tamaño. Todos llevan sobre su cuerpo las marcas de amarras, diversas mutilaciones y otras señas de su pasado de horror.

 

 

Elba Muñoz, responsable de crear el centro de rehabilitacion transformo su afición en una forma de vida junto a su familia. “Aquí los monos aprenden que son monos. Porque cuando están en una casa no son monos, no pueden desarrollar las conductas típicas de la especie. Así que no son monos, y tampoco son niños, entonces son nada”.

Muñoz cuenta con orgullo cómo el centro abrió sus puertas en 1994 luego de que un mono llegara a su casa como mascota y le abriera los ojos sobre la tortura que viven estos animales exóticos al ser capturados.

Ahora cada mañana, un concierto de chillidos y movimientos desenfrenados de los monos la reciben a ella y al resto de los trabajadores del centro, que reparten entre decenas de jaulas frutas y verduras minuciosamente clasificadas.

acaba de llegar un mono capuchino decomisado en Tiltil. La familia que lo tenía lo trajo desde Perú hace 10 años

Posted by Centro de Rescate y Rehabilitacion de Primates de Peñaflor on viernes, 13 de febrero de 2015

 

Nicolás comiendo paltaNicolás, Este mono capuchino llegó desde Til Til a principio de este año, le encanta comer palta. Durante toda la semana hemos agregado palta a la comida de todos los monos del Centro

Posted by Centro de Rescate y Rehabilitacion de Primates de Peñaflor on lunes, 22 de junio de 2015

 

 

 

Fuente: Emol

Foto y videos: Facebook Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor.

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook

Salir de la versión móvil