Primera cuenta pública del Congreso Nacional: Anuncios de probidad marcaron la jornada

Con invitados de todas las áreas políticas, económicas y sociales, el Congreso Nacional realizó la primera cuenta pública de la corporación.

En la cita, que fue encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet, los presidentes del Senado, Patricio Walker y de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez,realizaron un balance de su gestión y de los proyectos que se tramitan en el Congreso.

En esta línea, y en medio de la crisis política que enfrenta el país, los discursos de ambos parlamentarios estuvieron centrados en medidas de probidad y transparencia, resaltando la necesidad de hacer “cambios de fondo” en la gestión y financiamiento de la política.

“ESTE ES NUESTRO TIEMPO DE OÍR”

“Tengo la convicción que estamos frente a una enorme oportunidad de hacer las cosas bien”, dijo el presidente del Senado, Patricio Walker, durante su discurso.

“En este escenario de cambio, los actores políticos debemos desarrollar una actitud de escucha: este es un tiempo de oír (…) Con apertura, acogida y transparencia podemos ayudar a reducir la distancia que las personas sienten en relación al Parlamento. Tenemos el gran desafío de mejorar los canales de comunicación con la ciudadanía”, añadió.

En esta línea, el senador hizo un llamado “optimizar el proceso de tramitación legislativa”. Para esto anunció que “junto a la Cámara de Diputados, convocaremos a una comisión de académicos y juristas de reconocida trayectoria para que en un plazo de tres meses nos entreguen un conjunto de propuestas destinadas a modernizar el proceso de generación de las leyes”.

“Reconozco que muchas veces no hemos estado a la altura de lo que la ciudadanía esperaba de nosotros. En el campo político y empresarial se han evidenciado prácticas que estamos decididos a erradicar. Lo que ayer era tolerado, hoy ya no es aceptado. Las exigencias en materia de probidad y transparencia hoy son mucho mayores que en el pasado. Es la hora de pasar de los lamentos a la acción”, dijo Walker.

DIETA Y ASIGANCIONES PARLAMENTARIAS 

Por otra parte, los presidentes de ambas Cámaras enfatizaron la necesidad de regular las dietas y asignaciones parlamentarias.

“Apoyaremos el fortalecimiento del trabajo del Comité de Auditoría Parlamentaria para que pueda cautelar de manera eficaz el adecuado uso de las asignaciones existentes para llevar a cabo el trabajo parlamentario”, dijo el presidente del Senado.

“La regulación de las asignaciones parlamentarias corresponde al ámbito de atribuciones privativo del Consejo de Asignaciones Parlamentarias, y no del Parlamento”, aseveró Walker.

Sobre la dieta parlamentaria, el senador expresó que “acordamos pedir a la Presidenta de la República que no haya reajuste de la dieta para los ministros, parlamentarios y para quienes están en el tramo superior de la escala de remuneraciones y así dar un gesto concreto de austeridad en nuestro país”.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Diputados propuso el congelamiento de dieta parlamentaria y de altos cargos públicos en presupuesto de este año.

POLÍTICA Y DINERO

Marco Antonio Núñez también destacó la necesidad de erradicar la influencia del dinero en la política.

“El financiamiento de nuestras actividades de campaña debe ser fundamentalmente público, sin ninguna posibilidad de que lo realicen empresas que nos endeuden”, dijo el presidente de la Cámara.

“Es urgente separar la influencia del dinero en la política y en los asuntos públicos de la democracia”, añadió.

“Lo que nos queda por hacer este año 2015 lo convierte en el más exigente de las últimas décadas y creemos que estamos preparados (…) Nunca es tarde cuando la probidad, la justica, el bienestar y la igualdad de oportunidades están en juego”, dijo Núñez.

“El aporte de los parlamentarios para superar la crisis de confianza, debe existir un compromiso personal y colectivo para dar el ejemplo y no hacerse parte nunca más de las malas prácticas que socavan con la democracia”, apuntó el diputado.

DEDICACIÓN EXCLUSIVA

Sobre la dedicación exclusiva a la labor parlamentaria, Walker sostuvo que “esperamos consagrar a nivel constitucional y legal, la dedicación exclusiva para los cargos de senador y diputado, con la sola excepción de la administración de ciertos bienes y el ejercicio de la docencia o de la profesión en forma gratuita”.

“Estamos convencidos que los parlamentarios deben dedicarse en un 100% a la labor legislativa y de representación, como ocurre en el caso de la gran mayoría de los senadores y diputados”, agregó.

Fuente: www.latercera.cl

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook

Salir de la versión móvil