Tras difundir lista de parlamentarios con aportes reservados, senador Alejandro Navarro enfrenta amenaza de censura.

Luego de dar a conocer un comunicado de prensa con la lista de los parlamentarios que recibieron aportes reservados, el presidente del MAS, senador Alejandro Navarro, está enfrentando amenazas de sus pares, quienes pretenden censurarlo si no se disculpa y desmiente la información esta semana.

En dicha información, el parlamentario invita a que aclaren si los aportes provenían de la empresa Corpesca, firma que se encuentra bajo la lupa del Ministerio Público por entregar dineros al senador UDI, Jaime Orpis, quien está acusado de cohecho.

En este contexto, los senadores oficialistas llegaron a un acuerdo y enviaron una nota conjunta en que le piden rectificar sus dichos, acusando que los pone a todos bajo un manto de dudas, expone Cambio 21.

En conversación con dicho medio, el senador expresó “no vamos a renunciar, no vamos a rectificar. No encuentro en qué hacerlo. Y no voy a renunciar, hacerlo es reconocer un error, una falta, un delito. Estoy dispuesto a ofrecer disculpas cuando crea que he cometido un error o he ofendido a un amigo. Pero de manera insidiosa se ha presentado el comunicado como un ataque a los senadores y ahí Juan Pablo Letelier (PS) ha tenido un rol importante. No entiendo su actitud”.

Ante la posibilidad de ser censurado de la vicepresidencia del Senado, Navarro dice que “hay una contradicción flagrante. Un Senado que va a discutir una ley de transparencia sanciona al vicepresidente por dar a conocer una lista de aportes reservados que es pública, no tiene ninguna coherencia. Sería un grave error para el Senado”.

Finalmente, ante la pregunta de si seguirá en la Nueva Mayoría si es censurado, el líder del Movimiento Amplio Social afirma “el MAS es parte de la Nueva Mayoría. Estamos con Bachelet, no hay dudas. Cualquier interpretación es antojadiza. Ayer estuvimos con ella en Concepción, en Santa Juana, con el carisma de siempre. Lo único que decimos es que suelten a la Presidenta. No la secuestren en el Patio de Los Cañones, o en el de Los Naranjos.
Lo que sucede en el Senado no es vinculante ni con la Cámara de Diputados ni con La Moneda. Espero que no ocurra la censura. Es un extremo delicado, peligroso, sensacionalista. Aquí hay un importante número de senadores que no leyó el comunicado. Lamento la actitud de Juan Pablo (Letelier)”.

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.