Por estar muerto, justicia absuelve a Pinochet en caso de víctima de la Operación Colombo.

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Hernán Crisosto Greisse, dictó condena en contra de 77 ex agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), por su responsabilidad en el delito de secuestros calificado de Eduardo Ziede Gómez, ilícito perpetrado a partir del 15 de junio de 1974, en el marco de la denominada “Operación Colombo”.

En esta causa se dictó sobreseimiento definitivo, por muerte, respecto de los procesados: Augusto Pinochet Ugarte, Osvaldo Romo Mena, Luis Urrutia Acuña, José Ampuero Ulloa, Orlando Inostroza Lagos, Luis Villarroel Gutiérrez y Manuel Contreras Sepúlveda.

En la resolución, el ministro Crisosto condenó a penas de 13 años de presidio en calidad de autores del delitoa los agentes:

  • César Manríquez Bravo
  • Pedro Espinoza Bravo
  • Marcelo Moren Brito
  • Miguel Krassnoff Martchenko
  • Raúl Iturriaga Neumann

 

En tanto, deberán cumplir 10 años de presidio, también como autores del delito de secuestro calificado, los agentes:

  • Gerardo Urrich González,
  • Gerardo Godoy García,
  • Ricardo Lawrence Mires,
  • Ciro Torré Sáez,
  • Sergio Hernán Castillo González,
  • Manuel Andrés Carevic Cubillos,
  • José Nelson Fuentealba Saldías,
  • Basclay Humberto Zapata Reyes,
  • José Enrique Fuentes Torres,
  • José Mario Friz Esparza,
  • Julio José Hoyos Zegarra,
  • Nelson Alberto Paz Bustamante,
  • Claudio Orlando Orellana de la Pinta,
  • Enrique Tránsito Gutiérrez Rubilar,
  • Gustavo Galvarino Caruman Soto,
  • Hiro Álvarez Vega,
  • José Alfonso Ojeda Obando,
  • Olegario Enrique González Moreno,
  • Orlando Jesús Torrejón Gatica,
  • Rudeslindo Urrutia Jorquera,
  • Alfredo Orlando Moya Tejeda,
  • Carlos Alfonso Sáez Sanhueza,
  • Fernando Enrique Guerra Guajardo,
  • Hernán Patricio Valenzuela Salas,
  • Hugo Rubén Delgado Carrasco,
  • Juan Alfredo Villanueva Alvear,
  • Juan Evaristo Duarte Gallegos,
  • Lautaro Eugenio Díaz Espinoza,
  • Leónidas Emiliano Méndez Moreno,
  • Pedro Ariel Araneda Araneda,
  • Rafael de Jesús Riveros Frost,
  • Víctor Manuel Molina Astete,
  • Manuel Rivas Díaz,
  • Hugo del Tránsito Hernández Valle,
  • Juan Ángel Urbina Cáceres,
  • Hermon Helec Alfaro Mundaca
  • Raúl Juan Rodríguez Ponte.

Asimismo, en calidad de cómplices deberán purgar 4 años de presidio, sin beneficios:

  • Luis Eduardo Mora Cerda,
  • José Jaime Mora Diocares,
  • Camilo Torres Negrier,
  • Carlos Justo Bermúdez Méndez,
  • Claudio Enrique Pacheco Fernández,
  • Fernando Adrián Roa Montaña,
  • Gerardo Meza Acuña,
  • Héctor Raúl Valdebenito Araya,
  • Jaime Humberto Paris Ramos,
  • Jorge Laureano Sagardia Monje,
  • José Dorohi Hormazábal Rodríguez,
  • José Manuel Sarmiento Sotelo,
  • José Stalin Muñoz Leal,
  • Juvenal Alfonso Piña Garrido,
  • Luis René Torres Méndez,
  • Manuel Antonio Montre Méndez,
  • Máximo Ramón Aliaga Soto,
  • Moisés Paulino Campos Figueroa,
  • Nelson Aquiles Ortiz Vignolo,
  • Nelson Eduardo Iturriaga Cortés,
  • Pedro Segundo Bitterlich Jaramillo,
  • Reinaldo Alfonso Concha Orellana,
  • Sergio Hernán Castro Andrade,
  • Víctor Manuel de la Cruz San Martin Jiménez,
  • Gustavo Humberto Apablaza Meneses,
  • Héctor Carlos Díaz Cabezas,
  • Jorge Antonio Lepileo Barrios,
  • Óscar Belarmino la Flor Flores,
  • Rufino Espinoza Espinoza,
  • Roberto Hernán Rodríguez Manquel,
  • Víctor Manuel Álvarez Droguett,
  • Héctor Manuel Lira Aravena,
  • Luis Fernando Espinace Contreras,
  • Juan Miguel Troncoso Soto Sergio Iván Díaz Lara.

 

Los agentes Rodolfo Valentino Cocha Rodríguez y Armando Segundo Cofre Correa fueron absueltos por falta de participación en los hechos.

En el aspecto civil, el fallo ordenó al Estado de Chile pagar una indemnización de $100.000.000 a la conyugue y de $70.000.000 al hijo de la víctima.

 

Los hechos

En la etapa de investigación, el ministro Crisosto Greisse, logró acreditar que: “En horas de la mañana del día 15 de junio de 1974, Eduardo Humberto Ziede Gómez, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fue detenido en la vía pública en la intersección de Avenida Portugal con Porvenir de Santiago, por agentes del estado pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), quienes lo trasladaron al recinto de reclusión clandestino denominado “Yucatán” o “Londres 38”, ubicado en dicha dirección en la ciudad de Santiago, que era custodiado por guardias armados y al cual sólo tenían acceso los agentes de la DINA;

Durante su estada en el cuartel Londres 38 permaneció sin contacto con el exterior, vendado y amarrado, siendo continuamente sometido a interrogatorios bajo tortura por agentes de la Dina que operaban en dicho cuartel, con el propósito de obtener información respecto de otros integrantes del MIR, para proceder a la detención de los miembros de esa organización.

La última vez que la víctima Ziede Gómez fue visto por otros detenidos en dicho recinto de la DINA, ocurrió un día no determinado del mes de julio de 1974, encontrándose desaparecido hasta la fecha.

El nombre de Eduardo Humberto Ziede Gómez apareció en un listado de 119 personas, publicado en la prensa nacional luego que figurara en una lista publicada en la revista LEA de Argentina, de fecha 15 de julio de 1975, en la que se daba cuenta que Ziede Gómez habría muerto en Argentina, junto a otras 59 personas pertenecientes al MIR, a causa de rencillas internas suscitadas entre esos miembros.

Las publicaciones que dieron por muerto a la víctima tuvieron su origen en maniobras de desinformación efectuada por agentes de la DINA en el exterior”.

 

 

 

Fuente: Poder Judicial de Chile


 

Augusto José Ramón Pinochet Ugarte fue sometido a varios procesos de Derechos Humanos y absuelto por una supuesta “demencia subcortical leve a moderada” durante sus últimos años de vida como general en retiro. De hecho, esta tesis se impuso para lograr la inimputabilidad de Pinochet en los casos Caravana de la muerte, Operación Cóndor y Calle Conferencia.

El 24 de noviembre de 2005, Pinochet  casi no alcanzó a disfrutar de su libertad bajo fianza en el caso Riggs, pues el juez que indagaba la Operación Colombo determinó procesarlo por la desaparición de seis miristas en 1974. De esta manera, el nonagenario terminó con arresto domiciliario bajo la custodia de personal del Batallón de Policía Militar del Ejército. Para aquella ocasión, los tribunales no consideraron la “demencia” como un argumento válido. (Cooperativa)

El 4 de diciembre 2006, se le levantó su arresto domiciliario tras sufrir un infarto al miocardio que lo mantuvo hospitalizado en el Hospital Militar. Luego de seis días sufrió una grave descompensación en su salud, falleciendo el lunes 10 de diciembre. Curiosamente, su muerte ocurrió en el día Internacional de los Derechos Humanos.

Al momento de morir, Pinochet estaba procesado como presunto autor de secuestros (desapariciones), homicidios y torturas en al menos tres casos por violaciones a los derechos humanos, además de un caso de fraude al fisco y uso de pasaportes falsos en relación con el descubrimiento, en 2004, de numerosas cuentas secretas a su nombre en el Banco Riggs de EE.UU. y otros bancos del exterior, en las que acumuló una fortuna calculada hasta el momento en 26 millones de dólares. De acuerdo con las leyes chilenas, tras su muerte Pinochet deberá ser sobreseído en todas las causas que lo involucraban. (El País)

 

 

 

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook