#CartelDelConfort. CMPC fue acusada en Colombia de colusión de precios junto a otras 4 empresas.

Al igual que en Chile, la CMPC fue acusada de colusión de precios junto a otras cuatro importantes marcas en Colombia, pero en el mercado de pañales para bebés. Durante la  investigacion fueron incautados documentos, correos, y testimonios, entre otros. Según uno de los correos obtenidos , el pacto se hizo para mantener un valor incrementado por encima del 10 % del precio ordinario de los productos.

De acuerdo a El Mundo, en agosto del 2014 y tras meses de investigación, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló cargos contra las principales empresas fabricantes de pañales desechables de Colombia por colusión en precios, calidad de los productos y hasta mecanismos de comercialización. Las marcas involucradas concentran más del 95% del mercado colombiano de pañales desechables: Winny de la colombiana Tecnosur-Tecnoquímicas; Pequeñín de la colombiana con capitales suecos Familia; Huggies de la transnacional Kimberly Clark y Baby Sec de la chilena CMPC.

Las empresas se coludieron a lo largo de 13 años para manipular la producción, comercialización y distribución del producto (infografía). Dos de las cinco empresas admitieron la práctica como parte del Programa de Beneficios por Colaboración (PBC), lo que les habría permitido ser exoneradas o pagar una multa reducida a cambio de reconocer los hechos con pruebas concluyentes a la SIC.

El caso (vía SIC)

Después de recibir información que daba cuenta de la posible comisión de conductas anticompetitivas en el mercado de producción, distribución y comercialización de pañales desechables para bebé en Colombia, la Superindustria efectuó en el mes de noviembre de 2013, varias visitas administrativas de inspección en las que recaudó importante material probatorio (documentos, e mails, testimonios, entre otros) que daría cuenta de la posible existencia de un cartel empresarial para aumentar los precios de los pañales para bebé y manipular artificialmente otras condiciones en dicho mercado.

Posteriormente, varias empresas participantes en dicho mercado y sus respectivos directivos y empleados, acudieron a la SIC con el fin de reconocer su participación en dicho cartel empresarial, aportar las pruebas que demostraran la existencia del mismo, su funcionamiento y la forma de hacerle seguimiento a los distintos acuerdos realizados, contactos estos que terminaron con la efectiva suscripción de 2 acuerdos de colaboración por delación, según los cuales, una de las empresas delatoras recibirá la exoneración total de las posibles sanciones a imponer y la otra la exoneración parcial, todo de acuerdo con lo establecido en el artículo 14 de la Ley 1340 de 2009 y el Decreto 2896 de 2010.

Dentro de la negociación se acordó mantener en reserva la identidad de las empresas delatoras hasta el Informe Motivado, sin perjuicio de que dicha información sea de libre acceso para las demás empresas no delatoras a las que se les formula Pliego de Cargos, con el fin de garantizar el adecuado ejercicio del derecho de defensa.

Dentro de las pruebas recaudadas en las visitas a las distintas empresas y aportadas por las empresas que se acogieron al Programa de Colaboración se encuentran más de 700 correos electrónicos, más de 30 declaraciones y testimonios, pruebas sobre más de 20 reuniones llevadas a cabo en el extranjero y en el territorio colombiano en las que acordaban las condiciones de implementación del cartel, así como el seguimiento, control y verificación de los acuerdos previamente celebrados.

El mercado de pañales en Colombia

El 96 % del mercado de pañales en Colombia en los últimos 6 años ha tenido participaciones promedio de 41 % para Tecnosur – Tecnoquímicas con sus productos Winny, 28% para Productos Familia con Pequeñin, 21% para Kimberly con Huggies y 6% para Drypers Andina (CMPC) con Baby Sec.

Los carteles y el programa de delación

Los programas de delación o beneficios por colaboración –en virtud de los cuales las empresas reconocen su participación en un cartel y aportan pruebas del mismo a cambio de la exoneración de la multa a imponer-, son el mecanismo más efectivo que tienen las autoridades de competencia en el mundo para descubrir carteles empresariales. A pesar de que en Colombia el mecanismo de la delación existe desde 2009, sólo hasta 2014 se obtuvieron resultados favorables como consecuencia del aumento considerable de las sanciones por infracciones a las normas de competencia, que dejaron de ser de hasta 2000 salarios mínimos, para ser de hasta 100.000 salarios mínimos, es decir, de hasta más de 60 mil millones de pesos.

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook