Municipio se hará parte en querella de agrupación Ecópolis por agresión a perrito con agua hirviendo.

El día domingo 27 de diciembre un perro sin hogar, fue agredido supuestamente por un trabajador del restaurante Ají Seco de calle San Antonio, quien le habría tirado agua caliente. El resultado de eso verificado por un veterinario particular y uno municipal, fue que el animal tiene un 20% de su cuerpo quemado.

En este sentido, el municipio de Santiago señala que “condena tajantemente cualquier tipo de violencia contra animales”, y que “la cuidadora del perro es una trabajadora del sector, llamada Marcela Cabezas, el animal lleva 2 años viviendo en el lugar”.

(foto: twitter @Coniriwi)

Agrega que el administrador del restaurante, al enterarse del hecho “facilitó dinero para que el animal fuese asistido en un Centro Veterinario el lunes 28 de diciembre; además firmó hoy miércoles 30 de diciembre, un compromiso con el municipio para hacerse responsable de los costos del tratamiento con el animal.”

También informa el Municipio que “la persona que supuestamente agredió al animal, no se presentó a trabajar más desde el pasado lunes.”

“Hoy, personal de la Dirección de Higiene Ambiental llegó al lugar y trasladó al perro a la Clínica Muppi, ubicada en Esperanza 831. Y también concurrió personal de la Dirección de Inspección, quienes fiscalizaron que el local se encontrara con todo los documentos en orden. Situación que fue confirmada.”

Asimismo se señala que “Carabineros fue al restaurante, ya que personas comenzaron a atacar el lugar, resultando dañado en una de sus puertas de vidrio, situación que no corresponde y que el municipio condena de forma categórica”.

La agrupación animalista Ecópolis, con la representación de la abogada Florencia Trujillo, presentará acciones legales, con el fin de entregar antecedentes a la fiscalía Centro Norte contra el posible agresor. “- Amparado en la Ley 20.380 sobre Protección Animal, la Municipalidad de Santiago se hará parte de esa querella, junto a la agrupación.”

Finalmente, explican que “el Municipio de Santiago no tiene facultad de cerrar el restaurante, porque fue un individuo que trabaja en el lugar el que habría cometido la falta.

Y además, seguirán atentos a la recuperación del animal y las acciones legales presentadas por la agrupación Ecópolis.”

COMENTAR

SIGUE a TU VOZ CIUDADANA en Facebook